Información

Diferencias entre bullmastiffs, mastines ingleses y mastines napolitanos


Conocidos por su imponente tamaño y lealtad infalible, los mastines tienen una tradición histórica como perros de caza, pelea y guardia. Las variaciones entre las razas de mastines se pueden encontrar en su color, rico fondo y disposiciones.

Historias ricas

A lo largo de la historia, los mastines han servido a sus compañeros humanos en muchas capacidades. Desde las montañas del este de Asia hasta el desierto cerca del río Tigris, estos antepasados ​​de los mastines eran más altos y delgados que los perros de hoy, pero mantuvieron muchas similitudes a lo largo de 4.500 años. Los mastines fueron utilizados para la caza y la guerra por Kubla Khan y Hannibal, y su descendencia produjo razas notables como el San Bernardo, chow chow y pug, originalmente llamado mastín enano. Los historiadores creen que los comerciantes fenicios introdujeron a los mastines en Gran Bretaña, donde fueron descubiertos por los romanos y empleados en la lucha en la arena. Los mastines napolitanos son descendientes de perros de guerra romanos y mastines adquiridos en Gran Bretaña. Según el sitio web del Mastiff Club of America, los ingleses son los principales responsables del mastín de los tiempos modernos. Los perros fueron acusados ​​de mantener a los cazadores furtivos lejos de las fincas; seguirían silenciosamente a los intrusos, correrían a toda velocidad y mantendrían a raya al cazador furtivo sin morderlo.

Colores diferentes

Aunque el pelaje de cualquier mastín debe ser corto, recto y de textura áspera, sus colores pueden variar. Los mastines ingleses, simplemente llamados "mastines", pueden aparecer en leonado, albaricoque o atigrado. El color atigrado debe tener como color de fondo leonado o albaricoque, según el AKC, y las rayas deben ser muy oscuras. El hocico, las orejas y la nariz del perro deben ser oscuros, aunque se prefiere el negro. Se permiten pequeñas manchas blancas en el pecho. Los mastines napolitanos pueden tener un pelaje gris, a menudo llamado "azul". Otros colores posibles incluyen negro, caoba, leonado y tonos más claros de estos, así como algunos brindling. Si el perro está atigrado, las rayas deben ser de color tostado o atigrado inverso. Se permiten marcas blancas en ciertas áreas. Los únicos colores permitidos para los bullmastiffs son el rojo, leonado o atigrado. Se permiten pequeñas marcas blancas en el pecho del perro.

Disposiciones distintas

Aunque el sello distintivo de estas tres variedades de mastín es la lealtad a su familia humana, las diferencias en la historia de sus razas explican las variaciones de temperamento. El mastín inglés, que existe en Gran Bretaña desde hace más de 2.000 años, es dócil y digno pero valiente. Los Bullmastiffs, un cruce entre los bulldogs ingleses que alguna vez fueron feroces y los mastines estándar, se criaron por primera vez alrededor del año 1860 por su velocidad y tenacidad al rastrear a los cazadores furtivos, según Vet Street. Aunque dóciles por naturaleza, son intrépidos, confiables y están dispuestos a complacer a sus manejadores. El poderoso mastín napolitano se toma muy en serio su papel de protector y no apreciará la presencia de extraños. Aunque no es un perro físicamente activo, su necesidad de compañía y sus tendencias territoriales lo convierten en una buena opción para los dueños de perros con experiencia.

Tamaños similares

Los mastines ingleses pueden alcanzar hasta 30 pulgadas en el hombro y pesar hasta 230 libras. Los bullmastiffs más pequeños alcanzan las 27 pulgadas en el hombro, y aún pesan hasta 130 libras considerables. Los mastines napolitanos pueden alcanzar alturas de 31 pulgadas y pesar más de 150 libras, aunque el AKC señala que se desean pesos mayores siempre que las dimensiones y el movimiento del perro sean correctos. Aunque todavía son grandes, las hembras tienden a ser más pequeñas que los machos en todas las razas.


Ver el vídeo: MASTIN NAPOLITANO EN MEXICO CHUWACA SOSA (Enero 2022).

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos