Información

Razas de perros con encías negras

Razas de perros con encías negras


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Razas de perros con encías negras se puede encontrar en los EE. UU. y en todo el mundo. De hecho, el engomado negro se ha convertido en una tendencia de moda especialmente popular. La práctica consiste en tomar las encías de un canino recién cortadas y pintar el área con un barniz acrílico. En los últimos años, el número de nuevos criadores y consumidores de engomado negro ha aumentado drásticamente, y cada vez más perros se barnizan las encías. Esto se debe a que, además de disfrutar de la atención que la práctica brinda a los perros con encías oscuras, la práctica también los hace parecer más saludables y más jóvenes de lo que realmente son.

Hay muchas razas de perros, incluidos los perros esquimales siberianos, perros perdigueros de oro, collies, perros perdigueros, perros perdigueros de oro y pastores alemanes, que tienen un exceso de encías negras. Aunque el exceso de encías no suele causar problemas médicos importantes, la presencia de un exceso de tejido de las encías puede afectar el temperamento y el comportamiento del perro.

Algunas razas tienen más probabilidades de tener engomado negro que otras. Los bulldogs y terriers, como los redales y los bull terriers, son especialmente propensos al engomado negro, con un 60% a 80% de los bull terriers y un 75% a 80% de los redales un engomado negro. Los perros esquimales siberianos también pueden ser gomosos negros pesados.

Un error común es que el engomado negro es algo que solo hacen las razas certificadas. Esto no es verdad. El engomado negro es frecuente en muchas razas, incluidos bulldogs, cocker spaniels, bull terriers, bulldogs ingleses y mastines ingleses.

Los perros no son los únicos que tienen chicle negro. Algunos gatos también tienen chicle negro.

La historia del engomado negro

El engomado negro es un fenómeno occidental relativamente reciente. En la Inglaterra de principios del siglo XVIII, los jueces ingleses usaban comúnmente las encías negras para determinar la capacidad de un perro para juzgar y controlar su agresión natural. Fue en la década de 1800, cuando se criaron e importaron los primeros pastores alemanes a los EE. UU., Que el engomado negro se convirtió en un problema establecido y común.

El engomado negro también se puede ver en ciertas razas de terriers. El bulldog inglés alguna vez se usó en exposiciones caninas como un "terrier", pero los terriers se criaron para que tuvieran un tamaño y apariencia más adecuados, y los estándares originales de la raza permitían la presencia de chicle negro.

El engomado negro se volvió común en los Bulldogs ingleses y los mastines ingleses en los Estados Unidos a mediados del siglo XX. En Inglaterra, el engomado negro era un problema común ya en el siglo XIX.

Hay diferentes teorías sobre por qué los perros tienen chicle negro. Una teoría sostiene que es el resultado de una reproducción excesivamente ansiosa. Esta teoría dice que se sabe que ciertos animales producen crías más agresivas. También puede ser que las razas certificadas con mayor agresividad o menor control de los impulsos tengan más chicle negro. La teoría también afirma que, en algunos casos, el perro no nota el chicle hasta que es demasiado tarde.

La mayoría de los veterinarios y cuidadores de perros no creen que los perros produzcan chicle negro con exceso o sin saberlo. Creen que se debe a que el perro tiene un bajo control de los impulsos, con la incapacidad de restringirse de morder durante el juego. Esta teoría establece que el perro no solo es malo con su dueño, sino que se comporta de otras formas que son más preocupantes.

Cómo Black-Gum

Hay algunas cosas que puede hacer para asegurarse de que su perro no tenga chicle negro. En primer lugar, no lo aliente. Cuando su perro comience a tener encías negras, estará muy cohibido e incluso puede comenzar a alejarse de las personas. Asegúrate de que te vea cada vez que tenga las encías negras, o de lo contrario puede que se sienta avergonzado.

También puede intentar que se acostumbre a nuevos entornos, pero asegúrese de controlar su comportamiento antes de dejar que se aleje demasiado. Algunos perros tienen poco control de los impulsos y pueden volverse agresivos e incluso morder cuando se encuentran en situaciones que nunca antes habían encontrado.

Por último, asegúrese de brindarle a su perro muchas oportunidades para jugar y socializar. Es posible que desee comenzar con perros más pequeños o perros con antecedentes de bajo control de los impulsos. Un perro que está bien socializado y sabe cómo jugar debe poder evitar volverse agresivo o engullir de negro.

Cómo detener a tu perro guming negro

Si bien el engomado negro es bastante común, no siempre es un problema. Hay varias formas de ayudar a prevenirlo. Trate de restringir la cantidad de horas que su perro pasa solo en la casa y asegúrese de ejercitarlo con frecuencia. También puedes darle oportunidades para conocer gente nueva.

Otra cosa que puede intentar para evitar que su perro se engulle es el acondicionamiento adecuado de sus dientes. Esto reducirá los casos en los que se verá tentado a morderse los dientes. Si está cuidando a su perro, puede intentar hacerlo en la encimera de la cocina o en algún material suave como una manta.

Lo último que puede hacer es convencer a su perro de que deje de engullir por sí solo. Si su perro constantemente no tiene problemas para detener su gimoteo negro cuando usted le dice que lo haga, entonces será menos probable que lo haga por su cuenta. Utilice este ajuste para asegurarse de que su perro no va a tener ganas de chicle negro.

¿Cómo evitas que tu perro muerda sus propios pies?

¿Cómo evito que mi perro deje de guming negro? 3 sencillos pasos

1. Obtenga ayuda

Siempre debe considerar las opiniones de otros dueños de perros. Busque una persona con conocimientos en la comunidad que pueda brindarle consejos sobre cómo hacer que su perro no muerda sus propios pies. Incluso puede considerar ponerse en contacto con su veterinario para obtener asesoramiento.

2. Tomar fotografías

Una imagen de cerca de las patas de su perro debería proporcionar algunas pistas útiles sobre lo que podría ser un problema. Pídale a un profesional o pídale a un amigo cercano o familiar que tome una fotografía de las patas de su perro. Esto le ayudará a identificar qué es exactamente lo que le está causando la encía negra.

3. Recompensa a tu perro

Al recompensar a su perro cada vez que deja de masticar sus pies, está contribuyendo a que no lo haga. Recompénselo de una manera que le guste a su perro. Podrías darle un pequeño premio como queso, golosinas o simplemente prse. Solo asegúrate de no darle una golosina o golosina cada vez que deje de comer mocos. Hacerlo solo puede animarlo a seguir haciéndolo.

¿Estás tratando de enseñarle a tu perro a no morderse sus propias patas? Te podemos ayudar con eso. Contáctenos para obtener más información.



Comentarios:

  1. Eman

    Esta información no es precisa



Escribe un mensaje

Video, Sitemap-Video, Sitemap-Videos